T 626 74 78 74
Foto del día a día como Community Manager

Mi día a día como Community Manager

¿Qué hago en el día a día como Community Manager ? ¿Estoy todo el día publicando tuits, publicando post o subiendo fotos a Instagram de forma compulsiva? En mi caso no, es uno de los mitos que hay alrededor de mi profesión y éste post sirve para compartir con vosotros, lo que hago en un día cualquiera.

¿Queréis saber más?

Mi día a día  como Community Manager

Varía en función de la carga de proyectos con la que cuente y, por otro lado, el estado en el que se encuentren. Me explico, un proyecto que está arrancando, le suelo dedicar más tiempo para poder familiarizarme con él. Con el paso del tiempo, al estar más habituado a la marca, voy administrando el tiempo para así, poder tener equilibrio y, poder dedicarme también a otros proyectos.

Una vez hecha esta introducción, os cuento cómo es mi día a día como Community Manager en un proyecto:

El teléfono

Enciendo el móvil y reviso las alertas que hayan podido surgir durante la noche y, también, echo un vistazo para ver cómo han ido las publicaciones hechas durante la noche.

El portátil

En caso de que haya una situación fuera de lo común, por ejemplo, una crisis, arranco inmediatamente el equipo para ver la situación en una pantalla más amplía. Analizo y, en caso necesario, me comunico con el equipo y, por supuesto, con el cliente, para tomar una decisión en consenso.

El cronograma

Trabajo con una hoja de Excel que me sirve para ver qué es lo que está previsto para publicar de forma mensual. Procuro tener claro lo que se va a lanzar mínimo con 2 semanas de antelación, siendo lo ideal, con 4 semanas. Da igual el tamaño de la marca, es la clave de toda la gestión.

Los contenidos

Elaboro las publicaciones con tiempo  en borrador para dar una revisión final en el último momento. Y en cuanto a lo de programar o no, procuro que la mayoría de publicaciones sean en directo.  No programo, excepto si hay acciones que se repiten con frecuencia o, recordatorios. Cuanto menos programo, más cercanía le doy a la marca.

Las alertas

Reviso las menciones que no mencionan directamente a la marca en las diferentes redes sociales así como en Google Alertas para ser proactivo. Eso ayuda a interactuar con posibles prescriptores de la marca o, si se reciben críticas, saber de dónde vienen y hacerles frente.

La interacción

Dice el Manifiesto Cluetrain que “Los mercados son conversaciones” y, una parte del día, la dedico a las relaciones públicas con los públicos meta de la marca: dando me gusta, retuiteando y, respondiendo a sus publicaciones. La relación, tiene que ser en las dos direcciones, en definitiva, trabajar las relaciones día a día.

El contacto con el cliente

WhatsApp, llamadas y, sobre todo, visitas presenciales para tomar el pulso del cliente y saber si voy por la línea que espera o bien, hay que retificar la estrategia. Siempre es necesario el contacto, la forma, es lo que varía.

El Excel

Trabajo con una hoja de indicadores que actualizo un día a la semana para hacer seguimiento del trabajo realizado en las diferentes redes sociales. Medir es muy importante porque no se trata de creer que lo estás haciendo bien sino, que, los números te den los argumentos. Es cierto que las cifras y lo social pueden a veces, no enseñarnos la realidad, pero en mi caso, prefiero que así sea.

El informe

Todos los meses envío un informe mensual que resume la gestión llevada a cabo en las redes sociales con una serie de recomendaciones y, una evolución que ayuda a ver cómo va el proyecto en su justa dimensión.

Las reuniones

Suelo llevarlas a cabo presencialmente siempre que puedo para romper barreras. A veces, el cliente, no las requiere, pero en mi caso, procuro ofrecer ese valor añadido para recoger impresiones y tomar decisiones de cara a futuro.

Formación

Leo blogs de redes sociales, libros cuando puedo, acudo a charlas o cursos, pruebo aplicaciones que me ayuden a evolucionar en mi día a día y así, se refleje en la gestión del día a día de los proyectos. Y tiempo para mí.

Un proceso

Todo lo que os he contado requiere mucha disciplina, te tiene que gustar y estar dispuesto a aceptar críticas. Las redes nunca duermen, se mueven y, hay que estar preparado para todo. Trabajo, trabajo y más trabajo porque la creatividad no siempre viene todos los días, hay que trabajarla con mucho esfuerzo.

 

¿Y, tú, qué haces en tu día a día como Community Manager?

 

Post Data

Una de las cosas que más he aprendido en mi día a día como Community Manager es aprovechar los momentos, en mi caso, me levanto muy temprano y, las tareas más complicadas, las ubico en esa franja del día. Soy consciente que tengo otras obligaciones y por ello, procuro, no dejar pasar las horas. Como he indicado casi al final, hay que dedicar tiempo para nosotros. La desconexión total no existe para las community managers ni en mi opinión, para ninguna profesión estos tiempos. Saber parar a tiempo es una virtud que he aprendido con el paso del tiempo, no por más horas, voy a hacer el post del siglo. En realidad, los que hacen que mi trabajo sea bueno, sois los que estáis detrás de las pantallas leyendo éste post o, las publicaciones que lanzo cada día en mis proyectos.

 

Etiquetas:community manager, facebook, instagram, manifiesto cluetrain, redes sociales, whatsapp

"Trackback" Enlace desde tu web.

Gorka Corres Zamácola

Community Manager de Vitoria-Gasteiz. Apasionado del Marketing online.

Deja un comentario

T 626 74 78 74
info@gorkacorres.com