T 626 74 78 74
Foto de la crisis de las redes sociales

La crisis de las redes sociales tras el caso Facebook

La crisis de las redes sociales tras la filtración de datos en Facebook me ha hecho reflexionar hacia dónde vamos como sector. Hace dos días Jordi Évole le decía a Mercedes Milá que las audiencias en la televisión eran muy crueles. Milá le respondía que eran la manera de saber si habías hecho bien tu trabajo. Y las redes sociales, ¿están haciendo bien su trabajo? En las redes sociales pasa algo parecido: cuántos más seguidores tengas mejor, ¿sólo?

Esta reflexión tiene lugar también tras leer hace unas semanas un artículo titulado: “El falso negocio de las redes sociales”. Básicamente reflejaba una triste realidad, la compra de seguidores en Facebook, Twitter e Instagram. Compra que había provocado que hubiera cada vez más influencers. Influencers -con un gran seguimiento-, que eran contratados por las marcas como forma más efectiva de acercarse a sus audiencias. Tras el artículo, se esconde una terrible crisis de las redes sociales que parece no tener fin.

La realidad es que detrás de muchos de esos influencers había cuentas falsas que habían aumentado su comunidad de seguidores. Sí, lo habéis oído, cuentas falsas. A mí no me sorprendió leerlo porque ya había oído hablar de este fenómeno hace unos años. No es nada nuevo, la verdad. Simplemente, ha ido a más porque las propias compañías: Facebook, Twitter o LinkedIn cotizan en bolsa y una pérdida de seguidores les llevaría a grandes pérdidas.

Como podéis ver, es una auténtica pena. Lo que les está haciendo grandes como empresas, por un lado, les está matando, por otro lado. Hace unas semanas hablaba sobre la pérdida de confianza en las redes sociales y esto es otra gota más. Si las agencias de comunicación y marketing, instituciones públicas o grandes empresas empiezan a desconfiar por la falta de contundencia de las redes sociales, dejarán de invertir y el negocio, se acabará.

En mi caso, nunca he recurrido a la compra de seguidores para aumentar mis resultados en los proyectos que he dinamizado.

Considero que medir el trabajo de un community manager por el nº de seguidores es quedarse muy corto. Es muy importante ese indicador, sin duda, pero no el único.  La crisis de las redes sociales debe servir para reivindicar que: ¿Acaso los mercados no siguen siendo conversaciones como decían en “El Manifiesto Cluetrain”? ¿Tener un buen servicio de atención al cliente a través de las redes sociales no es más importante que el nº de seguidores? Que se lo pregunten a sectores como el de la hostelería o la restauración lo que puede significar no tratar bien a tu audiencia, aunque tengas una legión de seguidores detrás. Por no hablar de la escucha activa hacia tu audiencia que puede servirte para generar también, posibles oportunidades de negocio.

Sin embargo, no olvidemos que estar presentes en las redes sociales es una inversión a medio / largo plazo. Que es parte de un plan de marketing digital que va junto a otro tipo de serie de acciones como el envío de noticias mensuales por correo electrónico, la inversión en publicidad en buscadores y/o redes sociales o la generación de contenidos en tu página web a través del blog. Web que es el centro de toda estrategia de marketing digital, -es tu casa y la tienes que tener muy bien cuidada como cuando alguien entra por la puerta a tu negocio para que vuelvan con frecuencia-, y todo lo que hemos hablado antes: email marketing, publicidad en buscadores, presencia en redes sociales con buenos contenidos que atraigan a tu audiencia son canales -autopistas-, para mejorar tu posicionamiento web respecto a tu competencia y como consecuencia de ello, llevar tráfico a tu Web. Así, de esa manera, cuantos más te visiten, más posibilidades tendrás de generar posibles oportunidades de negocio.

En resumen, la presencia en las redes sociales forma parte de un engranaje y nunca, debería ser planteada para conseguir clientes al instante ni por supuesto para tener seguidores por tener. Todo se puede comprar en la vida, las redes sociales no iban a ser la excepción. Si como profesionales de las redes sociales vendemos nuestros resultados / trabajo solo por el nº de seguidores que logramos para nuestros clientes, estaremos cometiendo un grave error. Si es así, no merecerá la pena y será una auténtica pérdida de tiempo y de dinero para todo el mundo.

Mark Zuckerberg acudía la semana pasada al Congreso en Estados Unidos a declarar por el escándalo de Cambridge Analítica. Los derechos de privacidad de las personas registradas en Facebook estaban otra vez en el ojo del huracán. La Unión Europea también se va a reunir para que dé explicaciones. De momento, al abrir Facebook, me encontré con el siguiente aviso.

La cuestión es: ¿Quedará todo esto en el olvido o, irá en aumento? No tengo la respuesta si me preguntáis. Intuyo que el hecho de que Zuckerberg haya tenido que dar explicaciones públicas es un palo muy gordo para él y en el fondo, para cualquiera como profesionales de las redes sociales. A todos nos afecta en mayor o menor medida en cuanto a nuestra reputación, ¿no?

PD: La crisis de las redes sociales por el caso Facebook puede servir para salir fortalecidos como sector, ¿aprenderemos la lección?

Etiquetas:cambridge analytica, community manager, comprar seguidores redes sociales, facebook, jordi evole, manifiesto cluetrain, mark zuckerberg, marketing online

"Trackback" Enlace desde tu web.

Gorka Corres Zamácola

Community Manager de Vitoria-Gasteiz. Apasionado del Marketing online.

Deja un comentario

T 626 74 78 74
info@gorkacorres.com